lunes, 25 de mayo de 2009

Lo que agrada a Dios

"Lo que agrada a Dios
en mi pequeña alma
es que ame mi pequeñez y mi pobreza,
es la esperanza ciega
que tengo en su misericordia"
.

domingo, 24 de mayo de 2009

Niños

Alzo mi mirada buscando la pureza,
y no encuentro nadie que sacie mi deseo.
Tropiezo con un NIÑO y desciendo lentamente,
encuentro en su esencia la frescura sonriente.

Me mira, nos miramos, sonreímos y cantamos.
Me invita, vergonzoso, a jugar en sus pagos.
Feliz me siento, la bondad me ha llamado,
y hoy me invita a seguir fiel a su lado.

Niños somos quienes compartimos con Jesús
el cielo tan amado que nos dio con su cruz.
Niños buenos, alegres e inocentes,
paz del mundo, futuro de las gentes.
.

domingo, 17 de mayo de 2009

La cruz

Cargar una cruz... difícil tarea. Aunque deja de serlo cada vez que te acercas.
Me pesan mis faltas, me falta el pesar, y siento impotencia, me cuesta avanzar.
Cada caída parece en vano, y es ahí mismo que me tiendes tu mano. ¡Cuánto pesa mi cruz! ya siento el desgaste... y pensar que Tú sólo la del mundo entero cargaste.

06/02/07
.

La vida sigue

La vida sigue, no se detiene.
Puede haber llanto, dolor y muerte.
Pero nada importa,
nadie lo siente.

La vida sigue, por más que lo niegue,
por más que yo sepa que mi rezo conmueve.

La vida sigue, ¡quisiera pausarla!
No se detiene... ¡me cuesta alcanzarla!
Por eso te pido, Dios Creador,
me ayudes a amarla, y contagiar ese amor.
.
Lunes 14/05/07

sábado, 16 de mayo de 2009

Mucho es poco.
Lo quiero todo, Señor.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Abrazo

¡Cuánta fuerza, cuánto poder, cuánta vida tiene un hermoso abrazo!
Mis plegarias son escuchadas y atendidas. Descanso en el Señor.

lunes, 11 de mayo de 2009

Me retiro

Me retiro. Emprendo mi viaje. Logro volar. Ya en lo alto, no hay barrera alguna. Nuevamente, el contacto es cara a cara. Tu mirada cala hondo en mi ser. Tu silencio habla más que nunca. Mis palabras se transforman en dulces abrazos plenos de filial y sincero afecto. Caigo en la plenitud, como un niño al abrigo de su madre, y en ese estado se derriten mis emociones, afloran frescas brisas de mis umbrales esenciales. Mi alma renace una vez más. Tu ser en mí se evidencia aunque no lo quiera. Me dices nuevamente, como si no lo supiera, cuánto me amas, cuánta esperanza depositas en mí cada instante. Me despido, no sin antes darte gracias. Levemente comienzo a descender. Retorno a mi día. Vivo más que nunca. Vivo más que siempre.

El camino

El camino se hace largo, pero la esperanza lo supera. Lo transito día a día sin detenerme un instante. No, no miro hacia atrás. Mi mirada reposa en la Morada Final. Es tan fuerte su luz, tan cálida, tan pura, que mis ojos no pueden sino contemplarla.
.
Este camino es sinuoso. Su recorrido supone escollos, pero ninguno de ellos es más fuerte que yo, mi Hermano así no lo permite. De su mano todo se torna sereno, cada piedra se ve preciosa a mis ojos, cada declive es descanso apacible.
.
Hoy lo recorro, lo disfruto, lo vivo. Hoy, hasta el fin. Hoy, hasta Ti.

domingo, 10 de mayo de 2009

Alegría en este día

El encuentro generó una sonrisa. Cómplice sonrisa... asentimiento con la mirada. Alegría sin medida, en la Cena del Señor. Espera en estos días, reunión tan ansiada junto a nuestra Madre de la Sonrisa.
Vuelo en este mundo. Navego mar adentro y despego nuevamente. Me sumerjo en los misterios del Cristo vivo entre nosotros. Acepto su invitación. Me toma de su mano. No me suelta, me acerca a su Padre en comunión con su Espíritu de Amor.
Si, nada es imposible. Nada en este mundo podrá enfrentar a mis ojos al Dios lejano con hijos ideales.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Yo te sirvo: yo te amo.
.

lunes, 4 de mayo de 2009

domingo, 3 de mayo de 2009

Oración por las vocaciones

Jesús, que sientes compasión al ver la multitud
que está como ovejas sin pastor,
suscita en nuestra Iglesia una nueva primavera de vocaciones.
Te pedimos que envíes: Sacerdotes según tu corazón
que nos alimenten con el Pan de Tu Palabra
y en la mesa de Tu Cuerpo y de Tu Sangre;
Consagrados que, por su santidad, sean testigos de Tu Reino;
Laicos que, en medio del mundo,
den testimonio de ti con su vida y su palabra.
Buen Pastor, fortalece a los que elegiste
y ayúdalos a crecer en el amor y santidad
para que respondan plenamente a tu llamada.
María, Madre de las vocaciones, ruega por nosotros.
Amén.