jueves, 17 de septiembre de 2009

Sólo a Ella amo

Sólo amo a mi Reina, a Ella le doy todo mi cariño. En Ella deposito mi corazón, sí, Ella ya es dueña de soberanía eterna de él. Su dulce mirada, cual divino manjar, suaviza mi a veces triste estar. Su sonrisa dibuja en mi cuerpo una fresca brisa de mar, plena de burbujas enamoradas. Sus caricias hacen que sobrevuelen bellísimas maripositas en mi alma de muchachito agraciado. Sus abrazos estremecen mi espíritu y quiebran mis sentidos, hasta no sentir nada más que su pleno Amor. Ella es mi dulzura, mi Reina, y sólo a Ella amo.