viernes, 14 de mayo de 2010

María, Reina Celestial

María, Reina Celestial,
tú has nacido tan sólo para amar.
Te agradezco mucho por ese amor
que con un "sí" total a Cristo nos regaló.

Toda mi alma a Dios
hoy quiero yo ofrecer
y, con la mirada en tu corazón,
imitar todo tu ser.

Bendita tú eres, Madre de Dios,
Reina y Señora de toda la creación.
Atiende muy pronto este corazón
que lejos de ti muere de dolor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tus comentarios!!!
Un abrazo.
Matías Néstor